Aconsejamos deshollinar una chimenea, estufa o caldera siempre y cuando usted se encuentre en las situaciones que describimos a continuación.

 Cuando deshollinar la chimenea o caldera?Si  usted ve que el conducto esta aspirando mal o si usted sabe que el tubo metálico que llevan los cassettes no están instalados hasta arriba del conducto, provocando suciedad en el cristal del aparato.

Además si su vecindario se queja de olores (pisos de arriba) o si detecta demasiado humo, también es señal que hay que limpiar la chimenea.

¿Cuándo deshollinar?

¿Cuándo deshollinar?

Si usted sabe además que:

  • Hace mucho que no se ha limpiado el conducto profesionalmente. Cada año es lo ideal.
  • No sabemos en qué estado se encuentra nuestra chimenea, estufa o caldera. Suele ocurrir a la compra de una casa o al empezar a alquilar.
  • La chimenea ya no calienta como antes. Notamos un cambio substancial de rendimiento.

Además sabemos que lo ideal es limpiar la chimenea una vez al año y no utilizar productos químicos de mantenimiento (kits de limpieza). Si el uso que damos a nuestra chimenea es esporádico, en fines de semana y periodos de mucho frío, podemos realizar la limpieza cada dos inviernos. Pero extender más los periodos de limpieza de una chimenea, no es bueno, ni para nuestra seguridad ni para el medio ambiente.

Deshollinar para ahorrar y rendir más

Un conducto sucio perjudica el buen funcionamiento de una instalación y disminuye su rendimiento. En una caldera sucia, la pérdida de rendimiento es del 7% al 8% por cada milímetro de depósito (hollines, sulfatos, vitrificados…).

Consejo: si usted lleva mucho sin deshollinar su chimenea o caldera, hacerlo inmediatamente. Pero si puede planificarse, es mejor deshollinar en verano. Entérate del porqué pinchando aquí.