¿Conoces la situación clásica de una instalación de cassette peligrosa?  Es la historia de un conducto de cassette no entubado hasta arriba.

Nos explicamos…

Antiguamente, el tubo metálico que se instalaba dentro de la chimenea de obra para instalar el cassette no iba hasta arriba. Digamos que se aprovechaba el conducto de obra y se cortaba el tubo metálico unos metros antes del tejado. Instalaciones de cassette en este caso, nos encontramos todas las semanas.

¿Sabías que la limpieza del cassette resulta muy peligrosa en este caso? ¿Sabes por qué?

Es sencillo, si un deshollinador limpia el conducto, va a limpiar la parte de arriba, la que no está entubada y este hollín no va a caer en el hogar de abajo y recogerse como debe de ser, sino que va a caer delante y detrás del conducto metálico. Si se acumula un producto inflamable como es el hollín y que además, se deposita cerca del hogar del cassette, con el calor que desprende el mismo cuando está en funcionamiento, puede ocurrir un incendio. Es peligrosísimo.

Si tienes un cassette, revisa tu instalación y límpiala cada año.

Si has comprado una casa o incluso la alquilas, es importante que te asegures que la instalación esté bien hecha. No te arriesgues, si no sabes quien ha construido la chimenea ni cómo ha instalado el cassette, es mejor que pidas asesoramiento.

Nuestra política para con un cassette no entubado hasta arriba

cassette no entubado hasta arriba

En Stop Deshollinadores hemos decidido que no limpiamos las chimeneas no entubadas hasta arriba aunque nos lo pida el o la clienta.

Sabemos que cuando enciendas el cassette, las paredes van a tener un riesgo de incendio al calentarse con hollín acumulado. En este caso, no nos importa perder la venta de una limpieza. Simplemente, queremos informarle de las consecuencias. Podríamos limpiar e irnos. Pero nuestro cometido es la seguridad. Te aconsejamos simplemente, entubar hasta arriba y luego limpiar.

Para una limpieza profesional, pida presupuesto sin compromiso