Ventajas de las calderas de gasóleo

Las calderas de gasóleo son aquellas que usan gasoil como combustible gasóleo C. Dependiendo de su forma de combustión pueden ser de baja temperatura o de condensación. La tendencia del sector se enfoca en sustituir progresivamente los combustibles fósiles por otras energías, más limpias y renovables. No obstante, las calderas de gasóleo tienen ciertas ventajas, y existen variedad de modelos a elegir.

Ventajas de las calderas de gasóleo

Una de las ventajas de utilizar gasóleo como combustible para calefacción radica en que su uso continuado protege al sistema y le proporciona una mejor conservación. Esto supone un menor costo de mantenimiento al reducir las revisiones y los gastos derivados. Cabe destacar otras ventajas:

  • Combustión con alto rendimiento.
  • El gasóleo posee propiedades anticorrosivas y bactericidas.
  • Mejor comportamiento en frío.
  • No existe el olor a gasóleo, razón por la cual no causan molestia alguna.

Al elegir una caldera, procura:

  • Que tenga un gran contenido de agua para asegurar un óptimo y estable intercambio de temperatura al ACS (agua caliente sanitaria). Se disminuye así las inercias térmicas.
  • La alta reserva de agua acumulada en el circuito primario, unida a la capacidad del serpentín sumergido en la misma, de gran longitud y diámetro permite asimismo una rápida y eficaz respuesta ante fuertes demandas de ACS en un momento determinado.

Mantenimiento de una caldera de gasóleo

  • Es imprescindible realizar un mantenimiento una vez al año para aumentar el rendimiento de la caldera.
  • Fundamental es también contactar con personal especializado y autorizado, en el servicio de instalación de calderas, mantenimiento y reparación.
  • Precio del mantenimiento anual, es decir de la limpieza: 135€.

Ahorros posibles en gasóleo y uso ecológico de tu caldera de gasóleo: Usar la chimenea en otoño y primavera permite disminuir las emisiones y ahorrar en tu factura de gasóleo.