¿Por qué no arranca la caldera de gasóleo?

¿Por qué no arranca la caldera de gasóleo?

A continuación te detallamos las razones por las que no arranca la caldera de gasóleo, aunque esté lleno el depósito. Te informamos sobre lo que puede estar ocurriendo y de las posibles soluciones que puedes poner en marcha.

 No arranca la caldera de gasóleo porque No hay suficiente presión

  1. Solución: averiguar que la presión esté entre 1,5 y 2 bares (es decir kg de presión). Si baja del 1 la presión la caldera de gasoil acabará por bloquearse.
  2. Aunque también pueda deberse al presostato que mide la presión del circuito. Si resulta averiado, puede no detectar la presión del circuito e impedir que la caldera arranque.

Solución: Llama a un servicio técnico de confianza.

 Limpieza del quemador

Si el quemador está sucio, llama a un calefactor en calderas de gasoil para que verifique  que toda la caldera esté totalmente limpia y que cambie los filtros y el Chicle. Lo importante es que tu instalación esté a punto para que rinda más.

Solución: Llama a tu calefactor.

 

Obstrucción de la evacuación de humos

Por anidaciones de aves o acumulación de hollín, puede que esté obstruida la evacuación de humos.

Solución: limpieza del conducto  e instalación de mallas anti-pájaros. Llama a un deshollinador de confianza.

 

Aire en los manguitos del gasoil

Si se encuentra aire en los latiguillos que conducen el gasoil al chicle, tu caldera de gasoil puede llegar a pararse.

Solución: Purgar. Llama al calefactor.

Posos en el gasoil:

Ocurre cuando está obstruido el Chicle, es decir, la boquilla por donde se pulveriza el gasoil. Esto suele ocurrir cuando al reponer, te has olvidado de parar la caldera unas dos horas. Por lo tanto los posos generados por el gasoil han ensuciado el chicle.

Solución: cambio de boquilla y ajuste de la misma. Llama a tu servicio técnico.